La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

lunes, 27 de agosto de 2012

Pelea de Chaquetas o la locura de un día cualquiera



De buena mañana antes de salir de casa hacia el trabajo, la rutina generaba el paseo hasta el armario del fondo del pasillo. Allí se encontraban las chaquetas con las que todos los días uno se uniforma.

Alargue la mano para coger la tan sufrida chaqueta gris, pero algo sujetaba mi mano y no conseguía llegar a alcanzarla.

Después del estupor inicial, me di cuenta que la chaqueta marrón se había liado en mi mano, al soltar mi mano he intentar de nuevo coger la chaqueta gris, la chaqueta verde se abalanzo sobre mi, cayendo como si quisiera sujetarse a la percha donde se encontraba.

Recogí la chaqueta verde del suelo del armario y al colgarla el resto de chaquetas, la azul, la beige, la de raya diplomática.. Al unísono se suicidaron también lanzándose al vació dejando la barra de la percha con la solitaria chaqueta gris.

No entendía bien la situación, era desconcertante, ya hasta me parecía escucharlas peleándose por ser la elegida por tener la oportunidad de salir de ese armario y lucirse.   

En el momento en que mis Chaquetas comenzaron a pelearse por venirse conmigo , comprendí que seguramente estaba soñando, pero también que debía cambiar de chaqueta, que igual era hora de variar de chaqueta, de utilizarlas todas de vez en cuando , comprendí que seria hora de escuchar lo que a veces entre susurros ignoramos . Somos fruto de muchas experiencias, porque no lucirlas todas……………..


miércoles, 8 de agosto de 2012

Manual de supervivencia, vamos.. para el que quiera.



Nos preparamos para muchas cosas desde que nacemos, comenzando por a aprender a levantarse después de caer, pasando por los “conocimientos básicos” que en el colegio nos enseñan para sobrellevar nuestra vida, en este mundo o al menos es lo que se pretende. Y luego que?

El resto parece que nos toca gestionarlo a nosotros, lo más complicado, que resultan ser las relaciones interpersonales, desde pequeños  nos toca resolverlas y ahí nos pasamos la mayoría del tiempo, en ver si me aceptan en un grupo o intentar escabullirme del matón del patio.

Conforme crecemos creemos estar mucho mas preparados para la vida,
“vaya con los años que tengo y lo que he vivido como para no saberlo”.
Pues no resulta que no , que toca pelear de nuevo por un puesto de trabajo, un ascenso y como no por ser socialmente reconocido, o por integrarse en un grupo….(pues como en el cole ufff)

Luego seguimos con las dificultades, por más que lo intentemos, siempre nos toca sobrevivir a las relaciones, en ocasiones con algo de fortuna y mucho de parte de cada uno y en ocasiones viendo lo imposible que es seguir adelante.

Y en estas andamos sin guía para no darse una ostia, y sobrevivir….

Pues visto lo visto, igual lo mejor es agarrarse a manuales y diversos escritos que parece que nos ayudan a conseguir esto y sobrevivir en el mundo actual. Aunque según otros como resulta que se acaba el mundo hacen manuales para sobrevivir en un mundo lleno de zombis o después de la destrucción digital por una llamarada solar . Esto último por si pasa y no queréis perder vuestras fotos digitales y/o disco duros en el enlace tenéis la solucion. Os dejo pensando un rato…..






viernes, 3 de agosto de 2012

Ser minimalista


Lo de repartir, suele ser la propuesta en épocas de crisis, las propuestas para calmar al populacho que levanta la voz. En una época, se repartían las tierras para que las pudiesen trabajar y claro al módico precio de un alto porcentaje de la producción aparte impuestos, si altruistas poderosos, reyes y demás solucionaban con elegancia el problema. Ahora todo el mundo mira a Alemania y su modelo, vale! …

“En 2003, Gerhard Schroeder, por entonces Canciller alemán, encontró la fórmula mágica para terminar con el mal del paro alemán. Si el problema era que había muchos alemanes para pocos puestos de trabajo, la solución estaba muy clara: había que trocear esos empleos y repartirlos”.
Los «mini jobs» son trabajos a tiempo parcial por los que se perciben salarios bajos, 400 euros como máximo.

Visto así, tiene lógica el mismo trabajo entre mas gente. Vaya!!!  al contrario de lo que hacemos, ahora que despedimos para dejar a un trabajador al frente de dos puestos, por ahorrarnos sueldos.
Si bien las ideas a veces parecen buenas, los países no suelen ser iguales y lo que funciona en uno igual no lo hace tan bien en el otro.

Aquí el trocear seria repartir el sueldo de un político entre cuatro o cinco , ufffff , esto como va que me lió, o el de un ministro , en vez de 10 ponemos 100 por redondear , y por poner 2 o tres alcaldes eso si que se repartan el sueldo que marca la ley, bueno como luego se lo pueden subir….

Vamos que nos toca trocear los empleos de los de siempre los del montón, ¿no?.
Vamos que no lo veo claro , no .Repartir si, pero con cabeza por favor, que igual aquí nos da por aplicar los mini jobs pero de otra forma y nos relevamos cual partido de balonmano a cinco minutos por trabajador para que no haya stress acumulado.

Bueno en resumen, que esta bien ver como otros solucionan las cosas, pero conociendo a los que nos dirigen, da mucho miedo oír ciertas propuestas.

“Y la cotización de la seguridad social , la paga y la cesta de navidad os la repartís entre todos ala…”


miércoles, 1 de agosto de 2012

Mis aniversarios


-     “Papa, papa que es un aniversario.”

-     “Bueno es como un cumpleaños, en este nos acordamos que cumplimos un año más, a partir del día que nacimos y en un santo recordamos el nombre de alguien, en un aniversario se recuerda algo que te pasó, alguien especial que conociste, eso es un aniversario, una fecha especial”.

-     “Madre mía, papa ¿y en los aniversarios se regalan cosas?”

-     “Pues a veces si regalas cosas, otras veces no depende”.

-     “voy a tener que trabajar mucho para poder regalar en los aniversarios”

-     “No creo que sea para tanto”

-     “Papa si el aniversario es un día especial, en el que recuerdas a alguien especial, y tengo que hacer un regalo. Madre mía papa, yo todos los días me acuerdo de ti y eso es un día especial ,¿no?, entonces todos los días no voy a tener dinero para regalarte”

En esto de estar pendientes de fechas y demás jubileos y conmemoraciones accesorias, me preguntaba el motivo por el que nos resultaba tan trascendental el tenerlos presentes.

A veces resulta obvio el motivo, cultural, materialista, religioso, y un largo etcétera de motivos aplicables. Solo cuando de verdad el motivo es especial, la fecha viene vinculada a un recuerdo a una bonita vivencia, perdura en las ganas de recordarlo año tras año, mes tras mes, día tras día. Porque soñamos con que esa vivencia se repita cada día porque la vivimos día a día y eso es una motivación en el recuerdo.

Cuando descubres que alguien que conociste, es una persona difícil de encontrar, fácil de querer e imposible de olvidar, es un motivo más para celebrar algo. Instaurar un día al año para esa celebración sería fácil, pero lo difícil y genial a la vez es celebrar todos los días, que conociste a esa persona, lo difícil pero al tiempo lo genial, es recordar todos los días como te sientes con alguien.
                                          
                                                   D

-“No hace falta hacer un regalo, hijo, solo con pensar en alguien  especial y decírselo, eso ya es un regalo”.