La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

lunes, 30 de diciembre de 2013

Camino hacia ……



En un lugar entre silencios y algún móvil que no se ha desconectado , se reúne un grupo de gente , a veces mas numeroso otras menos, hay gente que llora, hay gente que sonríe , hay algunos que miran el reloj esperando que pase el tiempo , otros se miran pensando que hacen allí.


Una misa, en un tanatorio, puede ser un lugar escabroso sobre el que hablar, pero es un sitio más, donde algunos lloran de dolor, otros sonríen por bonitos recuerdos, otros asisten por ver si realmente murió y otros para no ser socialmente acusados por falta de asistencia.


Oí alguna vez decir que en los entierros contando el número de asistentes podía adivinarse si fue una persona querida o no, mi abuelo decía que los entierros de las personas malas, también estaban llenas de gente para cerciorarse de que el muerto, lo estaba realmente.
Por un motivo u otro la gente asiste, muchas veces sin saber que hacer o decir. Me parece, que el acompañar a alguien simplemente, en un momento de dolor, no es algo criticable, pero a veces algunos lo necesitan y otros no. Simplemente lo aceptamos, simplemente, socialmente, la muerte solo la hacemos presente en los malos momentos, no sabemos verla como parte de nuestra existencia, y eso nos causa el desasosiego, el quebrando psíquico, fuera del normal dolor por la falta de los seres que ya no están con nosotros. La forma de afrontar socialmente la muerte es la que nos bloquea, es la que nos hace parecer pingüinos frente a un océano ártico inmenso.

Perdimos con "las sociedades", las formas de entender la vida, las formas de afrontar la muerte, y comprender que nacer, vivir y morir es todo uno. Los pueblos que consideramos "atrapados en el tiempo" gestionan mejor todas las transiciones vitales, igual aprender lo olvidado de ellos, seria un cambio social evolutivo bueno.


"A los que queremos: siempre estarán con nosotros y vivirán mientras nosotros vivamos". No lo dijo mi abuelo pero me sirve como coletilla final.


lunes, 23 de diciembre de 2013

Navidades, sobreviviendo a las fiestas.



A veces las cosas salen como uno quiere, otras no. Los domingos suele ser el día de descanso de mucha gente. Unos suelen levantarse tarde durmiendo todo lo que no han dormido. Otros se levantan pensando a que dedicar el día. Algunos salen a pasear, hacer deporte.... En eso estoy yo, intentando jugar al rugby como hace 24años y....pico, seguramente hago cosas mal, seguramente no corro como hace 20 años, seguramente debería retirarme, seguramente podría encontrar muchos motivos, pero salir al campo y tener los mismo nervios, las mismas ganas de tacklear, de coger el oval, de ganar un partido, hace que siga que me mantenga pegado al campo.

De la misma forma nos aferramos a las cosas que nos gustan o nos mantienen vivos que nos hacen recordar lo fantástico de las cosas. Nos aferramos a recuerdos y sensaciones, el olor de un guisado, el sonido de un lugar, el tacto de una prenda. A veces los recuerdos son más tristes dando lugar a una apatía festiva manifiesta.

En la combinación de los recuerdos y las nuevas experiencias suele estar el mayor placer de las vivencias, el rememorar las fiestas reencontrarse con amigos de la infancia, un abrazo a un hermano, ver a un antiguo amor, todo eso es vivir y parece que en fiestas nos guste o lo búsquenos más.

No soy un fanático de las fiestas de estas fechas, ni siquiera un poco, la verdad es que ni de estas ni de otras, pero sí que me aprovecho del entorno para disfrutar de la manera que os relato, así que me uniré al resto a sobrevivir y vivir este fin de año, Navidades, etc., que se celebren.

Vivir y sumar vivencias, os vendrán bien para los momentos que no las haya o tarden en venir. 

Comenzare regalando abrazos, repartiendo sonrisas, alguna ost....mientras entreno y un montón de buenos recuerdos. Felices fiestas....... siiii, a todos.


Ñoño…. , seguro……… pero las fiestas lo requieren

viernes, 22 de noviembre de 2013

Los elefantes evolucionan a ....Velociguepardo?


Invadido por la furia economista, despues de muchas conversaciones escuchadas, se me ocurre vomitar todo esto , es lo que hay , hay que soltarlo.Y como lo hago siempre, mezclandolo todo.

Las crisis medioambientales causan bajas en las poblaciones de los habitantes de cualquier ecosistema, causan mutaciones, causan extinciones, al fin y al cabo cambios que unos saben utilizar, que otros tratan de superar y algunos no tienen más remedio que desaparecer. Siendo aventurado, en los pequeños sistemas que son las vidas de cada uno estos cambios también suceden, cambios que a veces superamos, otras aprovechamos y en otros simplemente fracasamos. En una empresa, los modelos serian extrapolables, adaptación, supervivencia, extinción.

Dicen que los animales poseen un sentido que les avisa de catástrofes, un sentido que le ayuda en la supervivencia simplemente escuchando el entorno que les rodea. Las personas también disponemos de señales de avisos de problemas en nuestras relaciones, a veces no los escuchamos no préstamos atención o directamente los ignoramos.

Y las empresas?, ocurre lo mismo? el distanciamiento en muchas empresas entre el campo de batalla y los centros de mando es tal, que la informacion llega tarde, llega fragmentada y a veces aun llegando es ignorada. Los generales deben ver y saber que ocurre en el campo de batalla, y unir eso con la visión global que tienen desde su posición privilegiada. El esperar la reacción del enemigo suele llevar a reaccionar tarde, el reaccionar sin saber lo que ocurre en sus filas también. 

Cada día es más general la visión de lejanía, que muchos trabajadores tienen, con los centros de mandos de sus empresas. la visión de la empresa como un gran elefante viejo que es difícil de frenar, en su inercia emigratoria en el camino, que durante años le funciono, les lleva en ocasiones al cementerio, a paso lento y eso es una realidad más o menos cierta de los trabajadores en ciertas empresas. 

Lo que hace meses se transmitía hacia arriba, que era rechazado y no valido, vuelve a los meses como una idea de salvación , lo que acaba dando la sensación de una reacción de elefante viejo, proporcionando un sentimiento de resignación laboral.


Evidentemente, la verdad sobre lo que funciona en un negocio, no está en los trabajadores, pero tampoco lo está en los altos mandos , suele estarlo en la suma del conocimiento a pie de calle , con el organizativo de los mandos , siendo el feedback entre ambos el que proporciona de una manera más eficaz la evolución de elefante a lo que mi hijo denomina Velociguepardo (combinación de velociraptor y guepardo). Así que muchos abandonan la manada de los elefantes, pensando que no es el camino, o continúan junto a ellos, oteando el horizonte buscando un camino para separarse de la manada en un cierto momento, otros ya hace tiempo cambiaron y se convirtieron en Velociguepardos. 
                 

                   

martes, 19 de noviembre de 2013

Afrodita, Vulcano y el martillo de su mujer


En una escalera ,se pueden fraguar grandes historias, historias de las que con las pinceladas adecuadas se pueden sacar grandes novelas. 

Gabriel, un compañero de entrenamiento, me contaba que tenía una vecina, Afrodita por llamarla de alguna forma, impresionante vecina, en cuanto a belleza, e inteligencia, evidentemente Gabriel estaba interesado en ella, pero a parte de unos "buenos días" puntuales, no había logrado conectar más frases con la susodicha vecina. Gabriel comentaba que de vez en cuando ,sí que veía que el vecino del 4º hablaba con ella y ella sonreía y gastaba bromas con él.
"Maldito bastardo, ese Vulcano desastrado cincuentón", así lo llamaba Gabriel
"consigue lo que yo no puedo."

Visitar a un amigo, como he dicho antes , se puede convertir en una odisea digna del disfrute de un sátiro, rodeado de vino y fruta en la fiesta de Baco.

Una tarde, que volvíamos del entreno, subimos a su casa con dos compañeros más, a tomar el brebaje que nos diera la hidratación correspondiente, al desgaste físico realizado, cuanta palabra para justificar una cerveza, que por cierto aporta hidratos y ácido fólico. Pues eso, a casa de Gabriel, a por " birras". Conforme subíamos por las escaleras se hizo un silencio sepulcral ,Afrodita bajaba las escaleras y el tiempo parecía ralentizarse mientras Afrodita, movía su melena castaña para girarse hacia nosotros y decirnos "un buenas tardes". Bueno sin exagerar que parece una película, solo babeábamos y todos contuvimos el aliento  para soltar un "buenas tardes" casi imperceptible.

Continuamos a casa de Gabriel, con la intención de seguir hablando de Afrodita, pero Gabriel cortó el tema rápido, así que lo dejamos estar. Poco a poco, comenzó la retirada tras la cerveza, y me quede el último en la puerta de casa de Gabriel. Vulcano el vecino del 4º, bajo las escaleras y se dirigió a las puertas del Olimpo, o sea, a casa de Afrodita, busco en sus bolsillos y saco una llave con la que abrió la puerta. Gabriel y yo estupefactos, nos mirábamos, mientras Vulcano cerraba la puerta. Un buen rato permanecimos hablando en la puerta, intentando al tiempo escuchar, si se podía, algo de la puerta de la vecina, pero pasaban los minutos y nada.

Al final opte por irme ,con la curiosidad en su grado máximo, pasaron unos días en los que olvide el tema, hasta que Gabriel a la semana de lo ocurrido me llamo.

"David vente a tomar una cerveza a mi casa"

La oferta no la rechace, evidentemente, así que a casa de Gabriel fuí.
Conforme llegue comenzó una avalancha de frases ,en las que entendí lo que las unía, algo así como "que cabrón el Vulcano del 4º". Cuando conseguí hacerle parar, todo empezó a tener sentido:

"David, he estado vigilando las idas y venidas de Vulcano a casa de Afrodita, sabes que a veces se tira horas y hasta bastante tarde, y ayer mismo serían las 11 de la noche comencé a oír golpes ya sabes como, bueno ya sabes rítmicos...
Pues eso y la mujer de Vulcano sin saberlo o ignorándolo ,yo que se,....."

Sólo se me ocurrió decir: "Un tío con suerte ese Vulcano"

Continuo la conversación durante un buen rato hasta que se hizo la hora de irme, me despedí y baje las escaleras pensando en lo afectado que estaba Gabriel.

Llegue al rellano y vi a una señora intentando levantar una pequeña mesita, por supuesto la ayude, y empezó a contarme que era de su sobrina, que vivía en el edificio un piso más abajo que ella y su marido, y que le estaban ayudando a decorar su casa, ya que su marido era un manitas con el martillo en mano.

"Vaya!!!! , Vulcano si que usaba el martillo, pero no como pensaba Gabriel"

Estuve tentado de subir a explicárselo todo a Gabriel ,pero pensé en el pobre Vulcano y en su momento de ser envidiado por el mundo, así que me fui con una sonrisa, pensando lo que las apariencias pueden llegar a contar.




martes, 29 de octubre de 2013

Un regalo de otra epoca , Lou Reed y las arenas del tiempo



Lou Reed, era un referente en los años en los que disfrutaba del tiempo libre, de la universidad, de las fiestas. En los años, en que uno no pensaba en el futuro, bueno no mucho, más pensaba en quemar el presente y en disfrutarlo hasta caer rendido.

Cuando salio la noticia de su muerte, lo primero que me vino a la cabeza es la imagen de una cinta de casete, en la que hacia mis composiciones musicales como el que más. En las que hacíamos, dependiendo de la persona a la que se la regalásemos, desde un medley de románticas o uno de dance total hasta uno de “la movida madrileña” .Si, con mucho curro y ratos de escuchar canciones para elegir las mejores, llegabas a tener un casete único, tu regalo perfecto para un amigo, para una chica, para ti.
                
Recordé  una cinta, que hice allá por el ´84, a una persona que no volví a ver. Hice dos cintas iguales , una para cada uno, esperando que fueran un nexo de unión en nuestras vidas , una especie de vinculo musical, una forma de que pudiéramos acordarnos uno del otro al escucharlo y que nadie mas pudiera interferir ese vinculo en el tiempo.

La primera canción ,de ese casete, era “Perfect day” de Lou Reed, seguramente no seria su mejor canción, pero si describe como veíamos la vida en ciertos momentos de la juventud. Ayer saque ese casete del “baúl de los recuerdos”, busque un reproductor para escucharlo y durante un buen rato sonreí, pensando en que la otra persona que tenia la misma cinta, pudiera estar haciendo lo mismo que yo, así que simplemente susurre la letra y me deje llevar por el tiempo.

 


Just a perfect day
drink Sangria in the park
And then later
when it gets dark, we go home

Just a perfect day
feed animals in the zoo
Then later 
a movie, too, and then home

Oh, it's such a perfect day
I'm glad I spend it with you
Oh, such a perfect day
You just keep me hanging on
You just keep me hanging on

Just a perfect day
problems all left alone
Weekenders on our own
it's such fun

Just a perfect day
you made me forget myself
I thought I was
someone else, someone good

Oh, it's such a perfect day
I'm glad I spent it with you
Oh, such a perfect day
You just keep me hanging on
You just keep me hanging on

You're going to reap just what you sow . 

sábado, 26 de octubre de 2013

Una tostada con noticias

Son las 7 de la mañana te preparas para un buen desayuno, y te haces la mochila para ir un rato a sudar al gym, mientras la radio echa humo, me gusta a veces recorrer el dial buscando todos los programas de opinión para ver que se cuece, de todos los bandos, no soy escrupuloso.


Madre mía...., un loco vestido de cura asalta la casa de Barcenas, un apocalíptico mundo de conspiraciones aborda en algunas emisoras, otras lo ven como la ida de olla de un colgao, que hay más de los que parecen. El caso es que es tema estrella o trending topic.
Vaaa seriedad...., encuentro alguna cadena que están con la famosa recuperación , que para los ricos ya ha llegado ahora falta el 95% restante, unos con que el ministro se ha pasado , otros con que sólo dice lo que ve. Yo creo simplemente que cuando habla, lo hace de un universo paralelo que visita de vez en cuando.


Pues eso que una locura de opiniones, acabamos escuchando burradas de todos lados, independientes, conspiradores, asesinos en la calle, y una ley de educación que dentro de dos días la cambiaran otra vez. Cambio a la música para desconectar un poco,  me deleito en mi tostada mientras le doy vueltas a la cabeza. De verdad hemos llegado al punto de ser un país en el que los ladrones corruptos y demás hijos de su madre acaban siendo famosos, terminando con la posibilidad de salir en un sálvame cualquiera. Joder....fríamente parecemos un país de pandereta, podemos ser tremendamente encantadores, mientras despellejamos al projimo, aunque no nos guste que nos lo digan.


Hasta qué no veamos a un ladrón como tal, a un corrupto como tal, a un hijo de su madre como tal, por los actos que realizan y en el ámbito donde lo hacen y juzgándolos por ellos, sin darles más cancha que los 5 minutos de fama que todos disponemos, creo que seguiremos siendo el mismo país ,en el que todos los días nos levantamos diciendo, si tuviera 20 años menos y más fuerza cogería el petate y emigraría. Pero vivimos donde queremos y en el fondo tan masocas como queremos.


Posdata: no tardara el día que un loco vestido de Ronald Mac Donald entre en la Moncloa y secuestre al político de turno, igual ese día si que la noticia dará para muchas sesiones informativas, del corazón y mucho cachondeo nacional , si es que España es así ,más que nos joda , perdón, más que nos pese.

lunes, 21 de octubre de 2013

Pablo mi "alter ego" y el cuento de Marcelo el oso y Mina la ardilla



Pablo, podríamos decir que es mi “alter ego”, bueno físicamente no , él tiene unos 10 años menos y tiene pelo (cosa que considera importante), pero en lo evolutivamente sentimental ,si podríamos decir ,que es una versión de mi yo del pasado. 

Pablo se siente muchas veces tan identificado, que mis historias y las suyas acaban por confundirse .Yo actúo más como escuchante, o psicólogo si lo queréis ver así, aunque conversaciones de este tipo terminan por  ser un feedback.

Pablo últimamente se siente confuso por una historia con una mujer y sobre todo por la forma en la que acabo , necesitaba al menos que esa persona fuera su amiga , fuera parte de su vida , para hablar , para verse alguna vez , , todo lo otro acabo, si ,y lo asumió hace mucho tiempo . Lo que nunca asumió fue un " no vengas a verme”, un "llámame cuando quieras", pero ella no le llamaría. Eso, en que situación dejaba a Pablo? pues simplemente en un año en la tristeza mas absoluta, en un día de bajón y otro también cada vez que la recuerda, cada vez que la llama, sufre al pensar que la necesita y que nunca la volverá a ver.

Pablo, esto es así, las personas van y vienen por tu vida, y solo se quedan las que quieren hacerlo. Por el resto, poco puedes hacer. 
En mi afán de ayudar le relate una historia que le conté a mi hijo, que poco venia a cuento pero que tenía una moraleja parecida.

Marcelo el oso solía salir de su cueva, para comer moras que estaban cerca de su hogar, era un oso que no le gustaba molestarse en salir a buscar comida...

- “Y era muy grande el oso?, papa..”
- “Bueno.. si, claro un oso suele ser grande” 

Bien pues Marcelo salía todos los días a comer, algunos en los que se veía más motivado o simplemente aburrido del menú, se acercaba al río a comer alguna trucha saltarina ,que se despistara de su camino. Un día junto a la cueva de Marcelo apareció un ardilla,"Mina" se llamaba. Mina se pasaba el día recogiendo nueces, bayas, bellotas y otras semillas y las guardaba en el hueco de un gran roble, desde el roble Mina veía como Marcelo salía, de rato en rato, de su cueva para buscar comida, ....

- "Papa.., y se presentó Mina a Marcelo ,o no hablaba oso?" 
- "No, no hablaba con Marcelo y los animales de las fábulas y dibujos hablan todos " animal" el mismo idioma, y ahora sigo vale?”
...En algunos momentos debería ser más cauto en la creación de fábulas para explicar a mi hijo pequeño ciertas situaciones, cauto o simplemente darme cuenta de que igual es menos pequeño de lo que pensaba.

Estábamos en que Marcelo salía poco de la cueva, y que Mina no paraba de trabajar buscando comida. Un buen día ,Mina se dio cuenta que Marcelo llevaba días sin salir, bajo de su árbol, intentando ver dentro de la cueva ,que le pasaba a Marcelo. Mina se preguntaba si se había ido de viaje o es que estaba enfermo. - “Que le pasa a este oso?” Durante un rato estuvo situada frente a la entrada de la cueva.
-“No veo al oso!!!! , donde estará?” 

Al fondo de la cueva vio una sombra que se movía lentamente, se acercó con cautela, con temor, pero con más curiosidad.

Una vez llego junto a Marcelo, toco el lomo del oso con suavidad, este se giro.... 

- "papa, papa, pero la ardilla Mina no tenia miedo del oso?"
- "si hijo claro, pero le podía la curiosidad"
Durante 5 minutos, mi hijo, cual espartano lanza en mano, ataco con una escuadra de preguntas una tras otra.
Me encontré tan hostigado, que después de un ultimo - "papa sigue la historia", mi historia siguió de una forma que no era la programada.

Pues si, estábamos en que Mina llego junto a Marcelo, toco su lomo con suavidad, el oso se giro lentamente abrió los ojos y miro a Mina con una mezcla de incredulidad y apatía.
Mina le pregunto sin tapujos –“porque ya no sales a buscar comida?”, el oso le devolvió la mirada y en un movimiento repentino, de un bocado ,se trago a Mina.

Mi hijo se quedo extrañado, pero sin aparente sorpresa, contesto
- “Claro papa, tan pesada y curiosa que el oso se la comió, esa es la enseñanza del cuento no?"

Pues no, no era la enseñanza que quería, pero salio otra, eso en parte también es lo que quería enseñarle a Pablo, que las enseñanzas de otro no sirven muchas veces para uno y que a pesar de saberlo y de que nos ayuden con consejos, solemos terminar cayendo en los mismos errores, sobre todo en las cosas sentimentales.

También podíamos extraer otra moraleja, tocar los huevos a un oso solo trae malos rollos.


Si fuera Clint Eastwood le diría a Pablo “y lo peor es, que tienes que soportar ese dolor emocional, sin una gota de vodka”. 


jueves, 10 de octubre de 2013

Cascarrias, un regalo y un kit de catas



Una cascarria es una salpicadura de barro seco, en la parte de la ropa que va cerca del suelo, o vulgarmente la mancha de los pantalones, que aparecía cuando llovía, dándote cuenta o no, y acababa con la reprimenda de tu madre.

Aunque yo, siempre lo he utilizado un uso incorrecto de la palabra; "Véase del que aún encontrándose bien, recita las penas de sus males."; igual por la sensación que me dejaba la regañina maternal. Cuantas veces habrá ocurrido esto, mejor ni contarlas. Para bien o para mal acabamos llorando las penas y sintiéndonos que se nos escapa la vida, escrito así, sé que parece exagerado pero después de una semana compleja, de unos meses con temor al cáncer al tumor o a lo que queramos que sea lo que nos afecta. Un amigo, muy buen amigo, me da mi regalo de cumpleaños, después de 44 días!!!!! , ¿Habrá sido a propósito por recordarme los que tengo?. 

En fin que, abrí el paquete, yo que soy de poco agradecido, en cuanto a regalos, ya que no es algo que me motive.  Pues eso, que abrí el paquete,......., un kit de cata de vinos !!!!!!!! . Bueno bueno, por edad creo que toca ya, pasar del bouquet del calimocho, a vinos de más solera.

Una vez desechó el paquete, y colocados los accesorios para posteriores incursiones en el mundo de la cata, me percate de un sobré pegado en el envoltorio, vaya!!!! ,... no había visto la nota de felicitación , o tarjeta de felicitación para los puristas. 

Un sobre minimalista, cartulina negra con letras a mano en blanco, diseño total, muy de mi amigo, perfeccionista del diseño hasta la muerte, como digo yo la versión masculina del “antes muerta que sencilla” del diseño.

Comencé a leer la carta con un ,"muchos años de amistad" ,que me toco la moral ,por el consabido "que viejo soy", pero poco a poco las palabras comenzaron a cambiar mi sonrisa irónica ,por una más suave y poco a poco, me vi con 10 años sobre una bici junto a mi amigo , decidiendo quien era el primero en lanzarse cuesta abajo, sabiendo que el raspón en el codo era la consecuencia que partía con un porcentaje más alto de posibilidades de hacerse real .

Tras unos segundos de lectura, acabe la lectura sonriendo y a la vez conmovido, "que blando que soy,….. puñetas"

Muchos años de amistad , y solo unos pocos amigos ,que son los que tienes , con los que llorar ,reír ,compartir la vida , lo típico de momentos como este ,no?. Volví a meter la carta en el sobre y la guardé.

La verdad es que este año he tenido un regalo original, las palabras de un amigo, acompañado de una rara tarjeta, un kit para vinos. Que me esperara el año que viene.........?

                                 

lunes, 23 de septiembre de 2013

Mi día, la “Merkel”, depende del color del cristal con que se mire



En un día corriente, sueles tener de todo, pero hoy tocaba política, política a secas y dura. Desde la sabida reelección de la “Merkel”, (era un secreto a voces), la gente permanecía en un “impasse” sobre las consecuencias de su reelección, ¿de verdad nos iba la vida en ello?, o en este caso, nuestro futuro económico. Mas bien no, realmente el que acabe estando uno u otro poco cambiara, que la “Pepita” encuentre trabajo mañana, que es lo que le haría falta para pagar la hipoteca y no en el 2019 ,que dicen la previsiones internacionales .
 Pero en el fondo nos gusta pensar, que todo, debido a un tercero, a un suceso o a la venida de los visitantes de otros mundos, nos solucionara la papeleta de la crisis económica en la que estamos.

Cuando la disertación mañanera llegaba a su fin, y me veía en un mar tranquilo de paz y sosiego conversacional, tuve  la visita de un paciente .Caballero recto de corte militar, exigente, una vez acabada la consulta y dentro de la conversación natural de un contexto cortes. Comenzó a aparecer el elemento del trabajo y el paro. “En mi época, cuando teníamos hasta dos trabajos, y el hijo, si no estudiaba a trabajar. A partir de Felipe todo al traste, ni Felipe ni Aznar y menos aun Zapatero,  porque el de ahora ni cuenta. Que vamos, que con franco todo mejor, mas trabajo y el sindicato vertical, eso era un sindicato, si a alguien lo tiraban a la calle, se amenazaba al empresario y ni se le ocurría” (si otros tiempos).

"Cierto eran otros tiempos", se me ocurrió comentar por introducir alguna palabra que le hiciera creer que la conversación me era de un exacerbado  interés. Continuaba con la facilidad de su vida, trabajaba, sin preocuparse de casi nada. Menos mendigos, puntualizaba que no los permitían, menos robos, puntualizaba que al que se le ocurriera lo molían a palos, claro mientras uno no se metiera en política, no tenias problemas, (claro, claro), mientras respetaras... (claro vida mas sencilla) , podía viajar  pero sin hacer locuras por ahí, que mi padre era teniente coronel de la guardia civil y resultaba mal visto.

 “claro así era mas fácil su vida”, menos mal que no lo dije, solo lo pensé.

Si, eran otros tiempos, para algunos mejores y para otros no tanto, ahora pasa igual, son buenos para algunos y para otros no tanto .Mientras me acababa de contar, que cuando la democracia, allá por los 80, comenzó a hacer negocios inmobiliarios y ahora disfruta de una vida cómoda. Ahí, esa democracia, como mola, que hace algunos ricos y a otros no.

Al final cuando acabó, pareció darse cuenta de que todas sus épocas habían sido más o menos buenas y que habían ido a mejor, sí…. con la democracia parece que mejoro, pero otros tiempos fueron mejores.


Será que solo nos gusta recordar los buenos momentos.

lunes, 9 de septiembre de 2013

El niño al reves


Once niños y un entrenador. Después de un largo verano, de nuevo el equipo se ponía en marcha. Los saludos del principio, las risas después de las bromas, las historias del verano. El entrenador eleva el volumen, “todos a trabajar”, comienza el entrenamiento, tras una media hora de carreras el sudor y el cansancio hacía acto de presencia, las primeras órdenes técnicas comienzan, y muchos como patos tras el estruendo de un arma, corrían sin sentido bajo la semifrustrada mirada  del entrenador. Tras unos minutos, el grupo comienza a coordinarse, uno de los niños seguía dentro del ejercicio pero con rumbo diferente.

Las primeras palabras de corrección por parte del entrenador, el niño lo mira le dice que no con la cabeza, y ante la nula expectativa del entrenador, el niño comienza a seguir a grupo. Una leve sorpresa recorría la cara del entrenador.

Continúa el entreno, en el siguiente ejercicio de nuevo el niño se equivoca, el entrenador para y rectifica al grupo, para no centrar sobre el niño la explicación, cuando acaba la explicación y dice un motivador está claro, el niño salta con un “no, no lo veo”, el entrenador medio ignora al niño y da continuidad al ejercicio, se fija en el niño y descubre que es el primero en asimilar la explicación mejorando el trabajo de grupo. Uno tras otro, los ejercicios pasaban de un inicio desalentador, a una explicación, la negación del susodicho niño y la sorpresa final del mejor trabajo del niño.

Al acabar el entreno el entrenador comenzó a rascarse la cabeza en señal de no comprender que había sucedido. Intrigado fue a hablar con el niño.
“que tal, como te has encontrado”
 El niño se giró y con una sonrisa respondió,
“genial, muy bien”.
El entrenador continuo con un
“y todos los ejercicios te encontraste bien y los entendías”
El niño continúo respondiendo
“si muy bien, la verdad es que todo genial”

El entrenador se quitó su gorra comenzó a secarse la frente con el antebrazo mientras pensaba que pasaría por la cabeza de ese niño que negaba entender y en cambio realizaba todo perfecto. Así qué fue directo al tema:

“A ver,… si has entendido todo, ¿porque me decías que no lo entendías?, a caso intentabas reírte de mí, o sólo querías fastidiar.
El niño con una leve preocupación respondió:
“Que va al contrario solo quería ayudar entrenador, ni mucho menos enfadarle”.
Al ver el niño, que el entrenador no le entendía, se puso el disfraz de maestro y le explicó la situación.
“Si he estado negando, no es porque no entendía lo que me explicaba, es porque había algunos compañeros, que no lo habían entendido y no lo decían, así que mientras veía que eso sucedía, yo decía que “no” para que de nuevo se explicase y así todo el grupo pudiéramos avanzar.....”

El entrenador con cara de sorpresa, puso la mano en el hombro del niño, le sonrió y le dijo
 “Gracias, ve a casa, mañana nos vemos de nuevo en el entreno”.

 El niño sonrió y se fue corriendo de la cancha hacia su casa. El entrenador se quedo sentado en el banquillo pensando en su error, no un error de falta de sabiduría técnica, sino de experiencia personal, de identificar  lo que no había sido entendido  por el grupo, sin esperar que este se lo dijera. Sonrió pensando la premisa que se marcó hace muchos años, “nunca dejes de aprender, siempre habrá alguien que te enseñara algo qué no sabes”.                   
                       


viernes, 26 de julio de 2013

El cuarto oscuro de Nené


Como en los mejores cuentos....
“Había una puerta en el cuarto de Nené, que daba a una pequeña habitación, algún baño antiguo tal vez, un gran vestidor remodelado?

Nené no solía hablar de ese cuarto y Laura nunca le preguntaba. Tuvo que llegar el "nuevo" para meter la pata, con preguntas que no se deberían hacer. Aunque parte de la culpa la tuvo Laura, ya que uno de los temas de conversación con Laura sobre Nené, acababa siendo su cuarto misterioso.
Laura metió ese gusanillo de la curiosidad, unos días antes, comentarios como  "te fijaste que hay una habitación cerrada en el cuarto de Nené, pues nunca la he visto". 
(Pues no, no me había fijado, ni siquiera había entrado en su habitación todavía, pero ya me has jo..robado, has despertado mi curiosidad).

Pues bien, un buen día mientras cenábamos una deliciosa ensalada (multicolor y multiforme) preparada por Nené, (esa deliciosa ensalada fue el punto de partida de una gran metida de pata) se me ocurrió preguntar a Nené por su secreto su habitación maldita, haciendo esa fatídica pregunta. 

" Nene he visto que hay una puerta en tu habitación que da a otro cuarto, que es? un baño, un vestidor, un almacén.......”

La cara de Nene cambiaba por momentos, de una sonrisa ácid años 80, a una de cerdito mosqueado de angry birds, gruñidos seguidos de soplidos. Laura, de un salto, se levanto de la mesa, fingiendo ir a por agua, mientras me iba dando cuenta de mi mala pregunta. Nené acabo mirándome y como un condenado en sus últimas palabras, comenzó a explicar su secreto.

En el cuarto había objetos, fotos, ropa. La ropa que llevaba cuando su padre le dijo que no quería saber nada de su novio, las fotos de un amigo que le dejó tirado, la carpeta con la que hizo la entrevista de trabajo en la que en pocas palabras le insinuaron que no necesitaban "mariconas"( según dice él ).
En resumen un cuarto de los horrores de sentimientos, un cuarto en el que esconder todo aquello que nos recuerda lo mal que lo pasamos, un cuarto que le ayuda a encerrar, pero no olvidar, todo aquello que no nos gustaría volver a pasar.

Tras el relato de algún objeto más, Nené calló, se levantó y se fue a su cuarto mientras nos susurraba un "buenas noches". Laura y yo nos miramos, sin saber si ir o no a consolarle o disculparnos. Tras unos minutos recogiendo la mesa, Laura comentó en voz baja:

"Al final de todo esto nos quedamos con que no hemos visto la habitación"

La mire durante unos segundos y con una leve sonrisa asentí con la cabeza, la verdad es que estaba pensando lo mismo. 

Nos había "hecho la cama" Nené?, nos habría contado una milonga y en realidad tenía a alguien secuestrado en el cuarto? , o el cuarto de los horrores era una sala "sado"? , o tal vez lo que tenía eran los corazones de la gente que le habían hecho daño a lo largo de su vida, en botes de conservas?


Al final de un rato de elucubraciones de Laura y mías llegamos a la conclusión de que el cuarto de Nene era el secreto de una parte de su vida, que él no quería que saliera, así que nos quedamos con su explicación y nunca más volvimos a sacar el tema, delante de él, claro. Entre Laura y yo era el tema divertido de alguna que otra tarde, imaginando todas las cosas que Nene pudiera tener almacenadas en su cuarto de los horrores.

miércoles, 10 de julio de 2013

Laura, Nené y el piso maldito




Después de pedir los permisos pertinentes a las personas que correspondía, me puse manos a la obra  con este relato.

Un buen día de mayo me dispuse a comenzar una nueva, bueno no tan nueva, aventura, bueno tampoco es que fuera una aventura de esas que buscan un tesoro y esas cosas.... Ya vale! que me voy del tema...

Bueno, eso, que comencé algo nuevo, entre otras cosas, cambiarme de ciudad y de casa por supuesto. Un mes antes, aproximadamente, me pasee por la nueva ciudad buscando un lugar donde "meterme". Encontré cuchitriles asequibles, áticos increíbles inasumibles, y al final di con el piso "maldito". Inicialmente mis expectativas eras básicas, comer, cenar, dormir y poco más, un lugar donde reposar trabajar y tomar fuerzas, pero las expectativas son una cosa y la vida otra.

Mi primera mirada, al entrar al piso maldito fue rápida, la intención era reconocer cuanto antes mi nuevo espacio y mis nuevos compañeros. La visión de Nené, fue, llamémosla, divertida. Todo lo que un hetero referiría de un homosexual, es la imagen de Nené. Atento, como pocas personas que he conocido, divertido derrochando amabilidad. Excesivamente atento tanto que a las primeras de cambio me daba consejos estéticos sobre mis cejas y mi cutis, ...tan mal estoy?

Laura es caso diferente, introvertida, más sencilla, y con un tema de conversación único, su trabajo de investigación de químicas. Introvertida? , puede que lo sea , pero a partir de iniciar una conversación  cortes en la que uno se interesa por lo que hace , comienza una transformación arropada por la llegada de la noche,  en la que se vuelve más trastornada que Golum en una joyería llena de anillos, comenzando una carrera frenética por contarme cuantas más cosas mejor , como si en unas horas ella fuese a desaparecer abducida y tuviera que dejar su legado a alguien.

En fin que dejando al lado las licencias descriptivas, podíamos decir que eran personas de lo más normales ..., como yo.

Comencé a vivir en ese piso, donde suponía que pasaría parte del día trabajando con el ordenador, y con la suficiente tranquilidad para poder hacerlo de una forma efectiva, pero claro lo que sueles imaginar no siempre resulta. Nené tenía un horario extraño podía trabajar en casa o fuera (inspirador de espacios, constructor de hábitats personalizados,  o como digo yo diseñador de interiores) pero para trabajar necesitaba, como decirlo, música  a todo trapo. Así qué los días que necesitaba inspiración, teníamos concierto de Pablo Alborán, y yo viaje al despacho de la universidad para poder desarrollar mi trabajo. Laura en cambio pasaba todo el día fuera y por las noches sentaba junto a mí con el ordenador y seguíamos tecleando como en un concierto a dúo. La única premisa era contestar a sus preguntas con monosílabos y sin ánimo de iniciar conversación alguna, sino el Golum que lleva dentro despertaría y el caos se haría presente, conversación eterna hasta las tantas de la madrugada, con el consiguiente cansancio del día siguiente y el agobio del trabajo pendiente.

Bueno este era el plan diario, y entremedias las risas en la cena, alguna cerveza que otra, y conversaciones que acababa acaparando Nené con el estilo de Laura de vestir o con mi cutis y mis cejas, ( tendré que hacerme ver lo del cutis?)

En fin solo quería relatar esta breve incursión  de poco más de 60 días en un piso compartido, de la que salí con la sonrisa de haber conocido a gente tan normal como yo y tan interesante. 

Lo único que me dejo mosca fue, no haber visto nunca la habitación cerrada con llave, en la que Nené guardaba..... Eso igual otro día.


domingo, 16 de junio de 2013

Simplemente desperte

Hace no mucho tiempo prometí a alguien, presionado por su cercana falta, que probaría otro tipo de narración, otro tipo de expresión, solo porque una vez me oyó recitar a Miguel Hernández. Resulta que en los años en que me formaba en el instituto (bueno y también me divertía, no resulta incompatible) me toco aprenderme la popular "nana de la cebolla" una de las estrofas se me quedo grabada en mi memoria cual lapa a una roca. Y la repetía canturreando mientras hacia ejercicios de mates y otras asignaturas. Todavia a veces la recito. La estrofa en si, era la siguiente:

"Desperté de ser niño.
Nunca despiertes.
Triste llevo la boca.
Ríete siempre.
Siempre en la cuna,
defendiendo la risa
pluma por pluma." 

Así que, con poca confianza ,en ser minimamente decente en la materia, sigo mi premisa de que en esta vida hay que intentar hacer sin miedo al fracaso aquello que nos propongamos. Mi entrada de hoy iba a ser narrativa, pero sobre el mismo tema que iba a plasmar, he hecho algunos versos y estrofas que aquí os dejo . Serviran para pensar? , para sonreir?, para empatizar?, vosotros decidis.


Pasan días y días , mirando por la ventana
pasan días y días, mirando vidas extrañas
al amanecer miraba como el sol levantaba
y sus cálidos rayos mi piel abrazaban

solo miraba, solo pensaba, solo estaba
pasaron los días en mi ventana
mirando el futuro como se aproxima
teniendo miedo de lo que viniera

dibujando esperanza en mí retina
así pasaba los días en mi ventana
sin darme cuenta que no despertaba
sin querer quitarme el pijama

pasaban los días, el tiempo se iba y se perdía
entre cálidos sueños en mi ventana
solo estaba, solo vivía, mirando la vida
solo me sentía, con mis sueños en mi ventana

la noche llegaba ,la noche eterna se hacia
sin darme cuenta que el sol se iría
mis ojos miraron la gente extraña
que cerca de mi ventana respiraban

mis sueños me gritaban, y me decían
no mires por la ventana, despojate de tu pijama
sal con la gente extraña y vive una vida
mis ojos se abrieron, los sueños se fueron

mi corazón decía que eso no anhelaba
quería los sueños, los cálidos sueños donde vivía
mi lucha fue larga, mi mente venció
y mi corazón sufría por la derrota

mis ojos se abrieron, los sueños se fueron
mi corazón vencido ,busco otro camino
donde mi mente le acompañara
sin sufrir el dolor amigo.


martes, 4 de junio de 2013

Mi coach particular



Como en la canción de un anuncio de hace muuuucho tiempo

“Vengan amigos y escuchen lo que les tengo que contar”

 y a continuación iba algo sobre un brandy o algo asi , no se era muy pequeño, Así me he decidido a contar la situación que a continuación relato.

La verdad sea dicha, he ejercido de entrenador sobre todo deportivo durante un buen numero de años, como formador en empresa, como consultor en proyectos sociales,( partamos de que no me gusta la palabra "coach" aunque en el fondo lo sea), pero hasta la fecha nunca había sido un “personal coach” como se mal-define ahora. Los podemos encontrar de muchos tipos, desde el que te ayuda en tu imagen, llevándote de compras, pasando por el que te pone en forma y el que da un paso más allá en tu “Chi” interior o en la gestión de tu enemigo interior. El tema es que eso del personal coach es algo que todos en muchas ocasiones somos, simplemente cuando aconsejamos o ayudamos a que la persona logre extraer lo que ya sabe y lo ponga en marcha, para ello la UTP de nuestro cerebro (un buscador de soluciones, que aúna los recursos del cerebro con el fin de resolver problemas turbadores, teniendo en cuenta la perspectiva de las otras personas implicadas) actúa, haciéndonos ser un súper coach para la persona necesitada de consejos.

Bueno, rollos fuera y al tajo , el tema es que una amiga , un buen día me pregunto mi opinión sobre la actuación o pretenciosa forma de actuar de una tercera persona, y sin pensar mucho a donde me llevaría mi respuesta , con ligereza, respondí dando mi opinión ,desde mi experiencia claro. Lo que hizo o dejara de hacer esa tercera persona, no viene mucho a cuento, (aunque se, que por morbo, igual a alguno de los que me leen les interesaría), pero la relación “coach-player” que se creo en ese momento, condujo durante muchísimos meses a un feedback constante, en el que consultas y puesta en marcha de esas consultas, repercutían en la relación de mi amiga y esa tercera persona.


Las conversaciones a veces eran como en clave, como ahora os escribo sin mucho sentido, pero cada uno interpreta y da sentido a las palabras según les conviene. También llegue a plantearme,  si estaba haciendo bien o no, pero vaya!! Solo son consejos, hablar de "herramientas" que uno tiene o debe tener, y claro mis opiniones que si bien en un proceso de coach no deben aparecer , en "ocasiones" si alguien me las pide porque no darlas. No?.

 Bueno, el hecho es, que en el fondo me gustaba dar consejos y que me llamara “coach”(en esta situación análoga a disputar un partido), y la complicidad que llevaba la situación. Y que durante los meses que continuo la situación, me comentara en términos deportivos, si el balón estaba en su campo, si iba ganando el partido , que táctica debía seguir.

Una tarde mi amiga me llamo por teléfono y me contó como había quedado la situación, hizo una pausa y acabo preguntándome:

“¿El partido acabo?” “¿ Coach, he ganado el partido?”

Yo le respondí “Creo que si y creo que lo hiciste por goleada”, una sonrisa se dibujo en mi cara y creo que en la de ella también.

Hice de coach, fuera del ámbito profesional, en algo que nunca imagine,( todavía me pregunto si debí hacerlo) y la complicidad que se creo entre mi amiga y yo, fue como una pequeña aventura, en la que hice de entrenador y ella de jugadora estrella en el terreno de juego.

                                      




lunes, 20 de mayo de 2013

De verdad, sirve de algo todo esto.




La sensación de hastío, de vergüenza ajena, de cabreo con todos, es constante.
Poniendo el telediario o como lo nombraba mi abuelo “el parte” (supongo que le vendría de la época de la guerra), comienza un continuo ir y venir de noticias en las que el argumento principal, parece ser el de un concurso de televisión, “ quien roba mas?”.

Te van subiendo los colores y el cabreo interno con políticos, empresarios, y de ahí en escala hacia abajo. Cuando llegas a una noticia simplemente política, un recorte y otro mas, y no, no hablo de tauromaquia, claro si después del primer capitulo de robos no quedara  dinero para nada, habrá que recortar, que si no.

Los debates televisivos y hasta los medios amarillos, a su manera retratan las aventuras y desventuras de empresarios, políticos y gentes varias que les acompañaron en sus vilezas monetarias, se ve que ya no les quedan famosillos o que vende más la corrupción. Aunque fijándonos un poco vemos que en ocasiones se mezcla todo un poco

Y que nos queda? Todos los días la misma triste pregunta, que hago yo ante esto?, confiar en la justicia? Pero ya podemos vislumbrar, como acabaran la mayoría de los casos, prescritos, sin pruebas suficientes, pruebas no validas, y en caso de cárcel, indultos, ¡vaya!.

Poco podemos hacer aparte de maldecir, gritar y quejarnos en los coloquios con amigos. Algunos recuerdan tristemente que habrá que esperar a las elecciones. “Y para que” digo yo “los españoles solemos tener mala memoria, y solo nos cabrea el Futbol.” Cambiaremos algún día? , espero que si, por nuestro bien.