La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

martes, 31 de mayo de 2011

Elecciones ¿o no?





Unas elecciones más, y ya van 3 en las que tengo que ejecutar, no sin cierta desgana mi obligación democrática de presidente de una mesa  (tendré que jugar más a menudo a la lotería).

Todo comienza a las 8 de la mañana, con cierta sensación de algo diferente, conoces a los vocales (siempre he tenido suerte con los que me tocaron) se presentan apoderados, interventores de los partidos, se organiza más o menos todo y comienza el día.


Hay gente que se apresura a votar con las ganas de un demócrata novato.
Vienen familias enteras a votar, como las que van a misa el domingo, seguramente irían a continuación. Otros entran despistados sin saber ni donde ni como.

Cuando una joven te pregunta “¿cómo se hace esto?”, uno se pregunta si contarle lo que es la democracia, como funciona y los palos que nos da o simplemente hablarle de lo positivo y fundamental que es para la sociedad. Aunque finalmente optas por el camino más corto, enseñarle donde están los sobres y papeletas que tiene que escoger una opción introducirlo en la urna. Convirtiendo un momento importante en un turno de meter un papel en una caja.
Continúa la jornada con ganas de acabar. Consigo que todos colaboren en el recuento, que transcurre sin mayores problemas: sonrisas de unos caras largas de otros, pero sin malos rollos (aunque por dentro quien sabe).

Papeleo, mas papeleo,”que todos firmen”, me despido y al juzgado (como si fuera una competición).

Al llegar al juzgado, una visión de una cola en la que algunos esperaban pacientes y otros revisaban papeles, preguntando si tenían o no que aportarlos.

Acabo en unos minutos en los que la visión de un mundo desconcertado es real. Salgo sin mirar atrás con la sensación de descanso, de “por fin”.

Una jornada para muchos de alegría por creer que cambian cosas, para otros de tristeza por creer que lo pierden todo. Para mí una jornada laboral en la que mi trabajo consistió en:

¿Contar papeles?
O
¿Validar las ilusiones de 333 votantes?, ¿ilusiones y creencias de este modelo social?


PD dejé madurar una semana este articulo.

viernes, 27 de mayo de 2011

Polinizadores



Cuando un hijo, viene de una excursión del colegio y te pregunta, el porque de muchas cosas, te ocurre en ocasiones, que necesitas repasarte conceptos, para poder tenerlos claros y explicárselos .Con lo que pospones la conversación para otro momento haciéndole ver que estas ocupado con otro tema.

 En cierta forma, la visita de mi hijo a una granja de apicultura, me motivo para ponerme las pilas, baterías y algún enchufe extra.

El nivel organizativo de un panal es increíble, el nivel de integración de los procesos en los que interviene una abeja en su hacer diario, casi inexplicable, mucho mas de lo que vemos a simple vista .De ella depende una columna  o pirámide de alimentos en la biosfera que la rodea. 

Al igual que en el mundo de la abeja los procesos formativos de los educadores ,son el pilar o uno de los pilares de la sociedad , el trabajo desarrollado diariamente , al que apenas se le da valor , es fundamental , en el desarrollo de una sociedad.

¿Se ha perdido la importancia de su trabajo?

¿Se infravalora su trabajo por la falta de resultados?

Necesitamos de polinizadores de mentes, formados, eficientes, pero sobre todo, respetados

jueves, 5 de mayo de 2011

Me estoy desenganchando de la TV



Esta sociedad crea necesidades de las que luego hay que desengancharse
Algunas son brutalmente conocidas otras son socialmente aceptadas.

Llevo una semana  en la que habré visto un par de horas de televisión. En el momento de la historia que mas oferta televisiva hay, me encuentro con el “problema” que   no me apetece verla.

Será porque  la oferta no es buena, será porque ante tanta oferta se satura la mente y no es capaz de revelar una necesidad, será por aburrimiento de tantos años de TV.
No lo sé, pero lo interesante es que no tener esa opción visual, me permite otras opciones.

Una TV en la que vi en blanco y negro a los payasos de la tele o los documentales de Cousteau, que en mayor o menor medida estuvo ahí en mi niñez, ha dejado de tener interés, ha creado un vacío, que no parece difícil de rellenar, simplemente lo he sustituido por escribir, leer o simplemente pensar.