La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

miércoles, 8 de enero de 2014

Arriesgarse y elegir



Como se echa de menos, las conversaciones con un amigo/a, al que poder contar todo lo que permanece oculto para el resto del mundo. Contar tus más profundos secretos, experiencias, fracasos emocionales, supone para mucha gente un ejercicio imposible de hacer, bien porque no encuentran la persona idónea, bien por su propia introversión.

A veces repartimos tan tremenda tarea, tal vez una amiga es la encargada de recibir los daños emocionales, un amigo el encargado del baúl de los secretos inconfesables, un primo el que posee la llave del armario de las experiencias de la infancia. Alguna vez encontramos a una persona en la que volcar, o vomitar, toda nuestra vida interior. Gran carga sin duda, pero el que la suelta también deja parte de su vida en esa persona, deja parte de su alma. Tal vez por eso mucha gente, deja todo eso guardado en su interior, una vez abierto a alguien, tienen miedo de que ese alguien se lleve parte de su vida en experiencias contadas. 

Tan difícil abrirse a alguien?, tan difícil la confianza?, No lo es  ,sólo es una cuestión de encontrar la persona y el momento y arriesgar, arriesgar a que esa persona pueda sostener lo que compartes, arriesgar a que esa persona no desaparezca de tu vida ,arriesgar a no equivocarse....

Es lo de siempre, la vida es un riesgo constante de decisiones, que acaban con consecuencias buenas y malas que modifican nuestra forma de ser, carácter y comportamiento hacia los demás. Somos una amalgama de situaciones vividas, somos un montón de barro que toma forma con lo que decidimos hacer en todo momento, a veces parece que vayamos a ser el "David" de Miguel Ángel y en otras el montón de arena desmoronado con el que un niño hace un castillo en la playa. Aunque no lo creamos el riesgo es inherente a nuestra existencia, el riesgo físico, el riesgo emocional, la vida simplemente es una toma de decisiones constantes para las que casi nunca nos encontramos preparados, y en las que caeremos de forma más o menos estrepitosa, la forma de levantarse a veces marca la diferencia, la forma de ver nuestras heridas marcara nuestra felicidad.

Mirar la vida y elegid.

Periculosum quippe est vita, hoc est, non in morte.
Gaio Lucilio

Algo así como “arriesgado vivir, lo fácil morir”.

jueves, 2 de enero de 2014

Seducir a Papa Noel para que no llegue y dar una paliza a los tres Reyes Magos. Jod… como empezamos el año


Estas son las propuestas estrellas, para estas fiestas de un amigo, del que no daré datos, para que no sea vilipendiado por los seguidores más creyentes de estas fiestas.

En parte le entiendo, trabaja en el comercio…., y para otro…, y en estas fechas,………………….. La presión de la gente que viene a comprar es en ocasiones obscenamente insoportable. Y algunos con motivos diversos pensaran de la misma forma.


Comprar es bueno! , o eso parece oírse subliminalmente en los centros comerciales, orientados al festín orgásmico de las compras. El problema es que en los últimos años y con la crisis somos más exigentes y más "agarrados". Una mezcla de Paris Hilton y el Tío Gilito , ufff que imagen por dios.

Con todo, seguimos comportándonos como buenamente nos enseñaron ,navidades!!, a pasar por el aro , Papa Noel , los Reyes Magos ,y en poco tiempo, igual un Hobbit navideño es la nueva estrella y le ponen un día (el 28 por ejemplo de los santos inocentes), para seguir con la furia comercial. Somos así y en el fondo muchos lo disfrutan.

Pero un gran número acabamos haciendo lo que no queremos. Demostrado está, y estudiado sociologicamente también. La paradoja de Abilene es una situación, en la que un grupo de personas realizan una acción que no quieren realizar porque ninguna de ellas está dispuesta a objetar algo o negarse.

 "En una calurosa tarde, un matrimonio y su suegra están jugando al dominó a la sombra. El suegro propone hacer un viaje a Abilene (un caluroso viaje de más de 80km). La mujer acepta «¡Gran idea!». El marido dice «A mi me parece bien, espero que a tu madre también». «Por supuesto», responde. Tras realizar el viaje, con más horas de lo previsto, malhumorados y agotados, la suegra dice «Menudo viaje. Hubiera preferido quedarme en casa, pero acepté porque estaban muy ilusionados». El marido reconoce que vino sólo para satisfacer al resto ya que pensó que estarían aburridos, mientras que la mujer sostiene que aceptó para no estropear el plan de los demás. Finalmente, quedan perplejos. Decidieron en común hacer un viaje que ninguno de ellos quería hacer."


Pues eso, para que mi amigo, no pueda estropear las fiestas al resto del mundo, solo le queda, en la intimidad, imaginar a una conejita del playboy seduciendo a Papa Noel y a un grupo de matones reteniendo a los Reyes Magos, para que no lleguen a tiempo ninguno de ellos . Aunque creo, que con esto, sale ganando Papa Noel. No?..