La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

lunes, 3 de febrero de 2014

Cuento de Indhara y Walaakiss



A través de un viaje, en el que el calor y el polvo eran acompañantes permanentes, descubrí el porque, siempre hay que tener esperanza en las personas.

Hay ciertas regiones del planeta, donde cada día, la muerte forma parte de la vida, al fin y al cabo siempre ha sido así, pero el hecho de "civilizarnos" nos hace perder esa perspectiva.

África es una de esas regiones , y el cuerno de Somalia una de las más castigadas por todo tipo de desastres humanos, guerra , hambre, enfermedades, sobrevivir allí mas de una cierta edad debe tener un porcentaje parecido a que te toque una primitiva.
Aún así la gente que vive allí cuando le dan un soplo de vida o esperanza lo toma con una sonrisa, como el suspiro que les ayudará un segundo más a respirar sin pensar más allá.

En el inglés que se puede entender, en esos lugares escuche la historia de Indhaha y Walaalkiss.

Walaalkiss tenía 13 años era el mayor de los hermanos, Indhaha tenía 9 y su tarea diaria era recorrer unos 20 Km. para recoger agua y algunas raíces y bayas que se encontraban al norte de su pueblo.
En un caluroso día de verano mientras Walaalkiss recogía agua, Indhaha se acercó a una torrentera donde sabía que podía encontrar algunas raíces medicinales. Un corrimiento de rocas tan rápido como inesperado hizo que Indhaha desapareciera de repente, tras las nubes de polvo Walaalkiss gritaba a su hermana esperando encontrarla. Y así lo hizo, entre sollozos, Indhaha estaba semienterrada bajo una colosal piedra, una de sus piernas desaparecía bajo la roca. Walaalkiss estuvo mucho tiempo intentando sacar a Indhaha de ahí pero todo era inútil, la noche se acercaba y sabía que estar allí era la muerte para su hermana. Walaalkiss había visto a su padre muchas veces como hacerlo con las cabras de su rebaño, y apenas dudo. Abrazo a su hermana y agarro su cuchillo.

Yo, con la cara descompuesta por el horror, y la historia que me contaban, ¿que sentido tenía?

El anciano continúo con la historia tras detenerse un instante al ver mi cara de asombro.

Anocheciendo ya Walaalkiss llegaba al pueblo, cansado, llorando,.... Y con Indhaha en su espalda.

Indhaha sobrevivió, pero su hermano tuvo que amputarle una pierna, para que ella pudiera seguir en este mundo.

A partir de ese día Walaalkiss se convirtió en un apoyo constante de su hermana,era  su pierna , su pie , su camino. Dedico su vida a la de ella, y según cuentan, vivieron más años , que muchos en ese pueblo. Indhaha fue la anciana curandera del pueblo, durante muchos años y Walaalkiss fue Walaalkiss, ah!!!! No os había dicho, el anciano me dijo
 “For my people Walaalkiss means leg brother”
Para mi gente Walaalkiss significa "hermano pierna".

Cuando pedimos un sacrificio a las personas, luego no podemos abandonarlas, esperando que se recuperen solos, que tomen nota los gobiernos con las crisis, con lo que piden, con lo que creen que hacen, y con lo que dejan de hacer.