La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

jueves, 25 de octubre de 2012

Los clicks emocionales, sonrisas y lagrimas en la intimidad




Los clicks emocionales, son como pequeños mensajes que surgen de vez en cuando para, destapar lo que tu sonrisa, tu mirada o tus palabras pretenden ocultar.

Lo común es falsear el día a día, sobre todo ante los desconocidos, pero no solo ante ellos. Falsearlo, ocultarlo, como se quiera llamar, la cuestión es que somos muy reacios a las reacciones emotivas ante los demás.

 Por un motivo u otro nos guardamos lo que pensamos de alguien, lo que sentimos, lo que querríamos gritar, para otro momento, y... ¿Qué momento es el mejor? La verdad es que no lo suele haber, la verdad es que no lo hay, el momento es durante el clic emocional, pasado este todo comienza a ser un amasijo de sentimientos mezclado con la razón y ahí comienza el fracaso emocional.

Negar en muchas ocasiones los clicks emocionales nos condenan a un encierro emocional, a una tortura mental con abrazaderas de sentimientos que no encuentran el camino de salida.

Estos clicks ,si los liberas, durante un instante te llevan a la posición que necesitas, al mundo que te gustaría vivir o al menos no ocultar. Serian la presentación de, soy yo y soy así , es lo que siento.

La única cosa de la que nunca me gustaría arrepentirme, es de que alguien me conozca tan bien, a través de mis clicks. Y simplemente desapareciera con ellos. Seria como si se llevara parte de mi

…………Pero la vida no es perfecta.    



3 comentarios:

  1. Así es, David.
    Ah, no te olvides de escribir nunca.

    ResponderEliminar
  2. Qué interesante lo que dices...
    Yo honestamente me contengo bastante con mucha gente, pero con mi gente más querida, con la que realmente me interesa sí que me muestro tal cual soy, con todos mis clicks y más... Pasa que creo que uno no puede mostrarse así ante todo el mundo, es verdad que lo común es falsear como dices, ahora que lo pienso no sé por qué lo hacemos...
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. ... Y a veces un día, sin saber por qué los muestras y te pasan factura, la otra persona sale corriendo, sin dejar tiempo a la explicación... Esto no hay quien lo entienda...

    ResponderEliminar