La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

jueves, 24 de noviembre de 2011

Y en un momento tu vida cambia

Pues eso que uno esta tan tranquilo, en una vida de trabajo, de hobbies de hijos, y de repente aparece algo que te descoloca.

No estamos preparados para recibir cambios, ya sea conocer gente, cambiar de trabajo, de vida. Pero directamente hay que afrontarlos, a veces nos sumergimos en lo diario sin más, sin pensar, como un organismo programado. No nos percatamos que somos personas, dominadas básicamente por emociones, y estas son las que diariamente, sin nosotros saberlo, nos llevan de un lado a otro en la vida.
                                               D
Si, somos seres emocionales, es nuestro sino de ser humano, y contra eso no podemos luchar solo nos queda evolucionar y aprender, de todos los cambios que a diario ocurren. Cambios que asumimos porque son pequeños, o eso nos parecen, pero cuando algo nos perturba más de lo normal, nos encontramos como “elefantes en una cacharrería”, dando tumbos y no sabiendo que hacer.
                                              
Por experiencia, debo asumir que todos los cambios son buenos, que todos son necesarios, que todos me aportan, aunque algunos me gusten y otros no. Mi último cambio me ha hecho ser mejor, y eso es algo para alabar.

                                       

2 comentarios:

  1. No se cual será ese cambio, David, pero me alegra que te haga feliz y mejor. Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. En el fondo es el miedo a la pérdida de control, creemos que cada cosa está en su sitio, cada emoción "guardada" en su cajón, pero de mometno la vida nos enseña y nos recuerda que estamos vivos... que en la vida nada sigue un orden preestablecido, que todo es modificable... y nos asustamos, hasta que comprobamos que no nos morimos, sino todo lo contrario que crecemos¡¡¡ Espero que estés bien.
    Loli

    ResponderEliminar