La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

martes, 25 de diciembre de 2012

Solo en el mar … perdón, en la ciudad



En una esquina de una calle concurrida, una chica con sus ojos en blanco, pedía limosna moviendo suavemente el vaso que sujetaba en su mano. Un poco más allá, tres músicos al ritmo de New Orleáns, animaban al paso de los que salían del Starbucks café en mano.

 Un bullicio de gente recorría en todas direcciones el paseo, en la plaza donde desembocaba un tumulto de vendedores de decimos para navidad, intentan llamar tu atención, al grito de “llevo el gordo”.Hombres apoyados en la pared parecen vigilar a los que caminan con prisas, vendedores de esperanza espiritual, te hablan de dios, junto a ellos otros te compran realidad, “oro a buen precio”,.. Deshazte de tus joyas y sigue consumiendo.

No se si seré yo, o estas navidades no parecen las mismas. El ánimo parece tocado y la gente resignada. No hay sonrisas en sus caras, solo miradas hacia el suelo, mientras camina escuchando en su ipod cualquier canción que les haga olvidar, esperando que nadie les pare para venderles algo o simplemente para sonreírles.

Desde la chica ciega que pedía , hasta el final del paseo, solo conversaciones sueltas rompían el bullicio,solo quejas de la crisis y de sus consecuencias, y algún comentario suelto sobre una app del iPhone 5,( que imagen mas incongruente a la vez que real).

Nadie miraba a nadie, un mar de gente en el que te podías zambullir y perderte sin temor a que te rescaten, sin miedo a ser reconocido. Un mar de gente que simplemente navegan por la vida, olvidando que en ese mar estamos todos.

Se me hizo extraño deshacer el camino por el paseo, observando todo a mi paso, y meditando sobre el miedo a buscar una mirada, sobre el miedo a confiar, sobre si seguir mirando a los ojos y reconocer lo que te dicen y aun así seguir sin hacer caso a lo que ves.

Feliz próximo año 2013, ya que no se ha acabado el mundo el 21 de diciembre, habrá que intentar que el año que viene sea mejor que este, no?.

                                      

4 comentarios:

  1. estas navidades están siendo un poco raras, lo reconozco. pero hay que seguir y vivir con optimismo. quizás vengan otras mejores.
    Feliz ano nuevo, espero que te traiga todo lo bueno que desees.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Te deseo lo mismo para ti, te mereces mucho y bueno y seguro que lo tendras Feliz Navidad y Feliz Año

      Eliminar
  2. LO será David, es lo bueno de vivir en un año malo el siguiente siempre parece mejor. Claro que lo mismo decíamos de ZP y ............ ahí estamos.
    Tu relato es tan vivo, tan real y tan triste, que hasta da miedo decir que eso es lo que hay.
    Un abrazo, David.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. fue un paseo por Madrid,y supongo que el estado de animo propio tambien influye a la hora de relatar lo que ve, pero si.. es lo que parece que hay.Un abrazo

      Eliminar