La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

jueves, 10 de octubre de 2013

Cascarrias, un regalo y un kit de catas



Una cascarria es una salpicadura de barro seco, en la parte de la ropa que va cerca del suelo, o vulgarmente la mancha de los pantalones, que aparecía cuando llovía, dándote cuenta o no, y acababa con la reprimenda de tu madre.

Aunque yo, siempre lo he utilizado un uso incorrecto de la palabra; "Véase del que aún encontrándose bien, recita las penas de sus males."; igual por la sensación que me dejaba la regañina maternal. Cuantas veces habrá ocurrido esto, mejor ni contarlas. Para bien o para mal acabamos llorando las penas y sintiéndonos que se nos escapa la vida, escrito así, sé que parece exagerado pero después de una semana compleja, de unos meses con temor al cáncer al tumor o a lo que queramos que sea lo que nos afecta. Un amigo, muy buen amigo, me da mi regalo de cumpleaños, después de 44 días!!!!! , ¿Habrá sido a propósito por recordarme los que tengo?. 

En fin que, abrí el paquete, yo que soy de poco agradecido, en cuanto a regalos, ya que no es algo que me motive.  Pues eso, que abrí el paquete,......., un kit de cata de vinos !!!!!!!! . Bueno bueno, por edad creo que toca ya, pasar del bouquet del calimocho, a vinos de más solera.

Una vez desechó el paquete, y colocados los accesorios para posteriores incursiones en el mundo de la cata, me percate de un sobré pegado en el envoltorio, vaya!!!! ,... no había visto la nota de felicitación , o tarjeta de felicitación para los puristas. 

Un sobre minimalista, cartulina negra con letras a mano en blanco, diseño total, muy de mi amigo, perfeccionista del diseño hasta la muerte, como digo yo la versión masculina del “antes muerta que sencilla” del diseño.

Comencé a leer la carta con un ,"muchos años de amistad" ,que me toco la moral ,por el consabido "que viejo soy", pero poco a poco las palabras comenzaron a cambiar mi sonrisa irónica ,por una más suave y poco a poco, me vi con 10 años sobre una bici junto a mi amigo , decidiendo quien era el primero en lanzarse cuesta abajo, sabiendo que el raspón en el codo era la consecuencia que partía con un porcentaje más alto de posibilidades de hacerse real .

Tras unos segundos de lectura, acabe la lectura sonriendo y a la vez conmovido, "que blando que soy,….. puñetas"

Muchos años de amistad , y solo unos pocos amigos ,que son los que tienes , con los que llorar ,reír ,compartir la vida , lo típico de momentos como este ,no?. Volví a meter la carta en el sobre y la guardé.

La verdad es que este año he tenido un regalo original, las palabras de un amigo, acompañado de una rara tarjeta, un kit para vinos. Que me esperara el año que viene.........?

                                 

2 comentarios:

  1. Genial, David, genial.
    Me llevo esa frase tuya ... "Para bien o para mal acabamos llorando las penas y sintiéndonos que se nos escapa la vida"

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. como siempre muchas gracias, un placer que me leas :) un abrazo

      Eliminar