La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

lunes, 3 de enero de 2011

Yo no tengo padrinos



Manteniendo conversaciones, o mejor dicho escuchando conversaciones uno puede aprender, comprender, aburrirse o simplemente tener una idea para un artículo. Este es el caso aunque lo adornare como historia y no pondré nombres para que no se molesten los aludidos.

En medio de conversaciones intrascendentes como la mayoría que mantenemos durante una jornada normal, comentaban entre unos amigos que se habían unido al interesante mundo de la fauna política española, las sensaciones, situaciones de trabajo, ideas, etc...

Uno de ellos era uno de los denominados JSP (jóvenes sobresalientemente preparados), dos carreras, derecho y economía, varios máster, algunos en el extranjero, 7 años de experiencia en su partido en el que asesoraba. Con motivación de sobra  ideas interesantes, después de 7 años ni siquiera optaba en una lista de la población de 60.000 habitantes a la que pertenecia. Pero sigue luchando por hacerse un hueco.

El segundo algo menos preparado (universitariamente)  con la carrera de geografía e historia, entro en política mientras estudiaba y 10 años después seguía en ello, mucha experiencia en campañas y trabajando en proyectos educacionales, como el primero muchas ideas e ilusión.

El tercero trabajo desde  joven en la empresa familiar, interesado en política desde siempre comentaba su desarrollo en la alcaldía a la que pertenecía como concejal, hacia solo una legislatura que estaba en política. Entro como asesor del alcalde y en un año pasó a ser concejal de cultura.  

Uno de los contertulios le pregunto sobre su rápida proyección en la política. Con algo de pudor y voz baja nos comento que había tenido suerte al tener padrinos politicos. El grupo quedo durante un instante en silencio, uno de nosotros rompió el silencio con la frase:
“que suerte tuviste “

Dándole vueltas al tema con uno de los amigos y sin menospreciar la valía del “suertudo”, surgio la expresión:

       ¡Suerte por tener padrinos y mala suerte por estar preparados!

Aunque no sea algo aplicable como tal, mala suerte tenemos en España por tener muchos apadrinados, aunque hay esperanza por tener gente activa y preparada que intenta ser político.

1 comentario:

  1. Hola David , por desgracia estas situaciones siempre las habrán....!es así..! por muchas vueltas que des ...las influencias abren muchos caminos....lo que hay que pensar es que quien entre en esa posición..lo que haga " que lo haga bien ..y así la suerte la tendremos todos..¿ no crees..??Mj

    ResponderEliminar