La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

domingo, 21 de agosto de 2011

Fíjate en tu hermano mayor

          

Siempre, o al menos en muchísimas ocasiones, consideramos que una comparación (siempre odiosas) es un buen argumento para demostrar, que valemos más, que lo hicimos  mejor, o simplemente que es como se debe hacer.

Normalmente los hermanos pequeños, lastran el yugo de un hermano mayor que consiguió esto o aquello, los padres utilizamos argumentos como estos para poder tener alguno de cómo nos gustaría que encauzara su vida un hijo.

Malditas comparaciones

La dirección y decisión que toma uno al dedicarse a algo o a valorar como debe ser su camino, no debería estar adosada a la comparación de otro que realizo lo que realizara, las valoraciones, considero, deben ser siempre a posteriori y nunca en un proceso.

Cada uno elegimos como vivir como conseguir los objetivos que buscamos en la vida y en que “tempo” realizarlos, unos simplemente lo planifican todo, otros son partidarios de elegir conformen lleguen los momentos de tomar decisiones. Ningún camino es bueno, y ninguno es malo, es el que tomamos, y siempre en todos con errores pero es el que decidimos, no debería ser el que nos obligaron a tomar 

1 comentario: