La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

martes, 21 de diciembre de 2010

Mi regalo de navidades



De las conversaciones diarias rescato muchas situaciones que luego acabo escribiendo esta es una de esas veces.

Mi trabajo es una fuente inagotable de ideas sobre las que escribir, una de ellas requiere la pequeña historia que cuento.
Tengo una amiga que empezó trabajando conmigo,  ahora esta en otra provincia mostrando al publico su mejor sonrisa y su buen hacer.

Hablando con ella por teléfono, el trabajo es uno de los temas que mas repiten, por supuesto. Como empecé siendo su jefe cualquier duda importante hace necesaria la consulta. Pero ayer el tema del trabajo quedo al margen y la conversación derivo a derroteros, mas afables, que vas hacer en nochebuena, si nos tocara la lotería, etc. Cuando se llego al tema de los regalos que nos podían tocar, surgieron ideas sobre lo bien o mal que nos portamos durante el año y en tono de broma indique que no me traería nada Papa Noel, se quedo callada durante un instante y me dijo:

“En nochebuena voy para Alicante a pasar las fiestas, te invito a comer y así tu regalo seré yo”

Salio como una frase graciosa y sin más, pero al rato de colgar el teléfono, me di cuenta de que lo dicho era importante, de que me regalaban compañía, un buen rato durante una comida, y eso era un gran regalo. Así que este año, a parte de los regalos materiales y normales, intentare regalar a la gente que quiero, eso, pasar un rato con ellos. Creo que no hay mejor regalo, ¿NO? 

2 comentarios:

  1. Eso es, exactamente, lo que pienso, David. Enhorabuena por haber tomado esa decisión

    ResponderEliminar
  2. Claro que si David la compañia de buenos amigos ya es un regalo inmenso...disfrutalo....un abrazo Mj

    ResponderEliminar