La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

domingo, 5 de diciembre de 2010

Mírame estoy aquí



Mientras vamos al trabajo o a llevar a los hijos al colegio atravesamos calles, avenidas donde al tiempo concurren decenas o centenares de personas realizando actividades parecidas, parados en un semáforo observamos como un hombre que fuma en pipa tranquilamente, o un niño pasea a su mascota.

En algún instante viendo a alguien, puede venirnos un flash de cómo será esa persona, o a donde ira.

Tenemos a la gente que pasa rozándonos y no somos capaces de recordar si era hombre o mujer. ¿Andamos por este mundo ignorando a los demás? ¿Es una forma de interiorizar muestra vida?¿un mecanismo de defensa?
¿Cuesta tanto sonreír si te sonríen, saludar si te saludad?

Si somos así con los que viven puerta con puerta como pretendemos comportarnos mejor con alguien que esta a 5000Km.

En estas épocas comienza una especie de carrera mediática, de anuncios de ONGS solicitándonos ayuda, y respondiendo como si fuera nuevo todo ayudamos en mayor o menor medida.

Esa gente a la que ayudamos, esta ahí todo el año no solo en navidades tienen necesidades todo el año, no solo ahora, mirar todos los días alrededor nuestro, ver el mundo, lo que pasa en el, ser conscientes de lo que hay y si podemos ayudar.

2 comentarios:

  1. Tienes toda la razón del mundo, pero imaginate tener que saludar, sonreir o simplemente hacer un movimiento leve de cabeza con toda aquella persona que nos cruzamos, eso hablando de desconocidos, sería aún peor tener que parar a hablar con los conocidos, aunque solo fuera por cortesía y hablar de cosas nimias como el tiempo, sería imposible teniendo en cuenta que nos regimos por unas pautas temporales, es decir, no tenemos tiempo pá ná.
    Si tenemos la cabeza llena de problemas que hacen que casi vayamos hablando en voz alta por la calle, como vamos a pensar en saludar a to quisqui, alguien se te pasa seguro, y al ser como una obligación, se te consideraría un descortés.
    Un saludo gaditano.

    ResponderEliminar
  2. Hola David,tienes toda pero toda la razón del múndo..no solo en Navidad tenemos que ser conscientes de la realidad del múndo en el cual vivimos....pero es así el hombre que vive medianamente bien ,ya no se acuerda del que sufre....es así....y la verdad es que cuesta poco hacer el bien...mucho más que el hacer el mal ..pero lo que nos rodea nos aleja de la realidad de otras personas..ojalá que el múndo encuentre eso que todos reclamamos y que exigimos cuando tanto nos hace falta amor y sobre todo JUSTICIA. Un beso amigo mio M.Jose

    ResponderEliminar