La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

lunes, 20 de diciembre de 2010

Si hombre ,¿y que más?



A base de porrazos, según dicen, aprendemos. Aunque en la monotonía de lo cotidiano dejamos pasar las situaciones mas enervantes.

Viendo lo ocurrido con los controladores y la que se monto me pregunto porque con otros temas igual de indignantes no reaccionamos así.

Un conocido, comentaba las vueltas que tuvo que dar, para dar de baja una cuenta que ya no utilizaba .Aproximadamente en febrero se acerco a la oficina del banco para anular una cuenta en desuso le comentaron que primero tenia que dar de baja la tarjeta asociada a la cuenta y esperar un mes para hacer lo mismo con la cuenta .hasta aquí todo normal .Al mes recibe una carta con una tarjeta nueva, para su sorpresa le renovaban la tarjeta. Fue a la oficina y le comentaron que era una renovación automática, como estaban a mediados de mes tenia que esperar la anulación  y pasó otro mes y medio. A comienzos de Mayo fue a la oficina para ya dar de baja la cuenta  todo  bien le hacen los papeles y le cobran  una comisión de 36 € por mantenimiento de enero a mayo. Este señor se levanto de la silla le comento al de la oficina si tenia que pagar algo mas y sin mas salio por la puerta con la sensación de ser estafado pero con las ganas del que por fin se libra de un lastre que mas que el importe perdido fue el tiempo perdido.

Antes situaciones así deberíamos rebelarnos, simplemente por habernos hecho perder nuestro tiempo, tiempo que podíamos haber dedicado a nuestros hijos a nuestras aficiones o haberlo perdido en lo que hubiéramos elegido.

2 comentarios: