La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

lunes, 6 de abril de 2015

Largos pasillos



No hay nada como levantarse, prepararse un buen desayuno, mientras piensas en todo lo que tienes por hacer. En todo lo que tienes ganas de hacer, claro. La motivación en lo que hacemos cada día es lo que nos mueve por un pasillo sin final o por un pasillo, de estos verdes imaginarios, mientras se escucha de fondo el agua correr. Con esa figura tan sugerente podríamos diferenciar los estados de ánimo a la hora del desarrollo personal. 

Son las condiciones en las que nos movemos todos los días, las que consiguen que nos acostemos sin ganas de levantarnos, o las que hacen que nos acostemos sabiendo que soñáremos y nos despertaremos para poner en marcha todo lo que queremos.

Es desesperante llegar a esas conclusiones, teniendo que pasar por periodos de transición, pero cuando uno se plantea un camino lo mejor es seguirlo, y lo planeado suele surtir efecto. A veces uno, sé para a pensar sobre lo que piensen o no de cada uno, no hay nada como darse cuenta, de lo que importa realmente es lo que tu pienses de ti. El refuerzo personal que significa, que lo que cuenta eres tú, es el suficiente para que la motivación llegue a tomar la rienda de las decisiones, de esa manera no te equivocarás, podrá salir mejor o peor, pero no te equivocas, no.


Así qué acabo mi desayuno, con la sensación de que lo mejor siempre está por venir, otro pensamiento, no tiene sentido para cualquiera que busque progresar. Buenos y felices días.


2 comentarios:

  1. Eres todo un ejemplo, amigo David. Hace pocos días me enteré de tus novedades profesionales ... Un abrazo muy fuerte.
    Ah, la imagen es perfecta, es la imagen de mis sueños, la que me hace levantarme con ganas de comerme el mundo ... como tú.

    ResponderEliminar
  2. Gracias como siempre .Un abrazo enorme

    ResponderEliminar