La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

martes, 21 de febrero de 2012

Palabras


Recupere entre viejos papeles, algo que escribí en un momento de impotencia ideológica , o tal vez fuera el espíritu de rebeldía de otros años, cuando se tiene menos …… ¿experiencia?, o se han visto menos cosas. Releyendo, me ha recordado viejas luchas y sentimientos, y en aquella época lo que escribía se quedaba en el cajón así que llego su momento aunque tarde ¿o no?

Corría el año 1991 en plena guerra de los Balcanes

“No había sombras, no existían sueños, un lugar desolado perdido en el futuro. La larga hilera de hombres caminando hacia el sur, se asemejaba a un bosque vencido tras la tormenta.

Ninguno pensaba, nadie soñaba, solo caminaban, huyendo del sufrimiento, del anónimo motivo del sufrimiento.

Hombres derrotados, atrás dejaron amigos, no sentían dolor, algunos incluso  pensaban en la suerte de los que dejaron, al saber que no tendrían que sufrir más.

Bajo el mando del terror, del  tormento caminan sin saber siquiera, porque un día caminaron en el otro sentido, una idea no es bastante razón para la muerte, nada es una razón para el asesinato. El aliento que un día nos dieron, parece que desapareció, tal vez nos lo quitaron, las ideas son etéreas, no se pueden imponer, simplemente existen  y  por si solas no hacen daño, solo alguien las utiliza para hacerlo”.  

                             

1 comentario: