La vida cobra sentido cuando se hace de ella una aspiración a no renunciar a nada. José Ortega y Gasset

domingo, 8 de enero de 2012

Bendita ignorancia


Se oye decir, que el no saber de algo evita el sufrimiento, que cuando menos inteligencia más felicidad, bueno son opiniones.

Yo soy de los que pienso, que más tiene que ver con la forma de ver la vida que con la inteligencia o la ignorancia.

Viendo un documental del Sr. Calleja en las cumbres del Nepal, donde se veía a los nómadas con su posesión, una tienda de campaña y un rebaño de Yaks y la compañía de su familia, donde no tenían más problemas que los generados por su vida nómada, comer y sobrevivir (como si fuera poco), pero que no conocen una hipoteca, el stress, la televisión.

Con la muerte de un familiar un niño preguntaba a su madre porque todo el mundo pedía “perdón” a sus familiares, si ellos no habían hecho nada para que se muriera. Como perdón? Si, mama no paran de decir que “lo sienten”.
Y es que, el “lo siento” para un niño tiene una interpretación, de sentir algo que se ha hecho mal.

Vemos los problemas de maneras diferentes y enfrentamos los miedos y sufrimientos de formas diferentes. Nos hacen sufrir problemas que otros no ven como tales.

Al fin y al cabo somos individuos diferentes porque no lo íbamos a ser en el sufrimiento
                      
                                                     

1 comentario:

  1. Una gran cuestion, David. Los politicos de toda la historia de la humanidad, han hecho todo lo posible para mantener y alimentar la ignorancia de sus súbditos, mas o menos como ahora, ya sabes, no hay mas que ver la tv, revistas y otros medios educativos para darte cuenta de que a eso es a lo que tendemos, a imbecilizarnos, aunque en la actualidad hay mas voluntarismo que obligatoriedad en ello, es como un gran concurso para una pregunata "tres" difícil: ¿Tu de mayor que quieres ser hijo/a: como Cristiano Ronaldo o como la Hestevan? Y, claro, la respuesta es dificil, pero resulta que ls hay que contestan que quieren ser como el Jorge Javier de Sálvame. Ya ves.

    ResponderEliminar